CUIDAR SU CUERPO

Cuidar su cuerpo
En Alma somos conscientes de que para cuidar el cuerpo de una persona mayor, dependiente y/o enferma, no solo será necesario lavarlo con agua y jabón neutro, sino también hidratar y proteger su piel, tonificar su musculatura y realizar ejercicio físico.
El aseo y la higiene personal debe realizarse diariamente, en el cuarto de baño (preferiblemente en plato de ducha) o en la cama en aquellos casos en los que el usuario debe permanecer tumbado; en ambos casos será muy importante supervisar que no existan lesiones en la piel. Esta es la primera barrera que se encuentran los posibles agentes patógenos, y para evitar que la traspasen deberemos protegerla con una buena crema hidratante (de fácil absorción). No debemos olvidar que una piel hidratada, además de saludable, será más flexible y resistente a los roces y pequeños golpes, que podrían provocar su rotura. Además, durante la aplicación de la crema, será el momento de proporcionar a nuestro usuario un masaje corporal estimulante y muy saludable, física y anímicamente.
Habrá que prestar especial atención a las zonas más propensas a retener la humedad, para secarlas con mucho cuidado y en profundidad (entre los dedos de los pies, el hueco poplíteo de las rodillas, las axilas, las ingles, etc.); de esta forma evitaremos la maceración de la piel y la aparición de hongos y/o escaras. Además, habrá que vigilar la posible humedad en las prendas de vestir y en el calzado, especialmente si son de materiales sintéticos; tener en cuenta también que el contacto de la piel con polvo y superficies como la arena, elimina el manto ácido y la grasa de la piel que previene la acción de estos microorganismos patógenos.

 

Haznos un like!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
LinkedIn
LinkedIn
Share