Cuidar con alma es ver más allá de las necesidades puramente físicas de la persona, de asear, duchar o movilizar. Se trata de acompañar poniendo toda la atención y el cariño en ello, y esto sólo puede salir de un cuidador con verdadera vocación de servicio al que lo necesita.
Significa ser un apoyo real y de confianza plena no sólo al usuario, sino a la familia que hay detrás. Un apoyo eficaz, profesional y con todas las garantías que sea a la vez motivador, paciente y amoroso con los detalles, esos que verdaderamente marcan la diferencia entre Cuidar de forma integral (con mayúscula), o solo “atender las necesidades básicas”.
En esto nos diferenciamos y de ello queremos hacer nuestra bandera, orgullosos de los servicios que prestamos. Si necesitas que un profesional cuide a un familiar, tu madre, padre, hijo, hermano o a un ser querido de esta manera (con un esfuerzo económico similar o incluso menor al que ofrecen los demás, por tratar directamente con los cuidadores y no con los intermediarios del servicio), bienvenidos al equipo de Cuidados con Alma.
Con estas características, ponemos a tu disposición el servicio cuidadores en Madrid, para que tú puedas al fin respirar, salir, sentirte mejor y disponer de más tiempo libre, sabiendo que dejas lo principal durante esas horas en nuestras manos.
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
LinkedIn
LinkedIn
Share