Cuidar al cuidador

El cuidador o cuidadora principal, suele ser un familiar (en la mayoría de los casos mujer) que atiende diariamente a la persona dependiente, mayor o menor de 65 años, y que en muchas ocasiones debe hacerlo durante 24 horas al día los 365 días del año. Esta situación de “sobrecarga”, a veces sobrevenida a consecuencia de una lesión o caída, sin apenas preparación y sin recursos adecuados, puede prolongarse en el tiempo produciendo en la persona cuidadora un impacto negativo en su vida cotidiana y en su salud.
En Alma creemos que es muy importante saber afrontar la tarea de cuidar con mayor fortaleza emocional, aprender a pedir ayuda, atender nuestras propias necesidades y sobre todo, prestar los cuidados que sean necesarios sin comprometer nuestra salud. Porque en esto consiste nuestro trabajo como Técnicos de Atención Socio-sanitaria a la Dependencia, y es la labor que desempeñamos diariamente en Alma: cuidar a las personas dependientes y apoyar a las personas cuidadoras.
Descansar en buena compañía, tomarse momentos de relax a solas, leer o escuchar música, hacer ejercicio físico o realizar alguna actividad no productiva, pasatiempo o hobby, por el mero placer de llevarla a cabo. Todo ello, siempre que nos produzca bienestar, también es cuidarse. La mente se aquieta, el cuerpo reposa y abrimos el corazón a pequeños momentos que nos gustan y revitalizan. El amor hacia nosotros mismos nos alegra y da sentido a la vida, de forma que dicha alegría contribuye a mejorar nuestras defensas y nuestro tono vital.
Tanto por nosotros mismos, como para las personas que cuidamos, es muy importante entrar en el que podríamos llamar «círculo vicioso de la alegría». Sin olvidar nunca que somos cuidadores porque queremos.

 

 

Haznos un like!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
LinkedIn
LinkedIn
Share